AlbertoArispe
Viva la Bolsa Por Alberto Arispe

Un bitcoin vale US$11,800. Un euro vale US$1.18. Un yen vale US$0.009. Un sol peruano vale US$ 0.31. Durante el 2017, el bitcoin se ha apreciado 1,100% respecto al dólar (ver gráfico abajo), mientras que el euro ha apreciado 12%, y el yen y sol peruano, 4%. Si usted hubiese invertido US$10,000 en bitcoins en enero de 2011, hoy tendría US$409,387,097.

Evolución del precio del Bitcoin 2017

Fuente: Bloomberg, Kallpa SAB

Dado el nivel de apreciación del bitcoin, mucha gente desea comprar y especular al alza. Los inversionistas se preguntan: ¿qué es?, ¿para qué sirve?, ¿será una oportunidad?, ¿será una burbuja?, ¿quién la respalda?, ¿cuál es el riesgo?

El bitcoin es una moneda. Una moneda sirve para acumular riqueza y sirve como medio legal de pago. La oferta y demanda por monedas se determina en primer lugar, por la confianza que se tiene en quien emite determinada moneda y también por la expectativa sobre cómo puede evolucionar dicha confianza en el futuro. El precio futuro de una moneda está en función de la expectativa que tiene el mercado sobre el valor futuro de los activos que cotizan en esa moneda. Así, si una persona cree que los activos en Estados Unidos van a subir de precio, comprará dólares americanos, pues si el dólar sube el valor de su patrimonio también lo hará. Por el contrario, si un inversionista cree que los activos que cotizan en determinada moneda bajaran de precio, no comprará esa moneda. El Bolívar Venezolano, por ejemplo, se ha depreciado 80% vs el dólar en 2017, debido a que el mercado espera que los precios de activos que transan en bolívares bajen. Nadie desea comprar bolívares, pues los activos venezolanos tienen poca probabilidad de subir de precio.

Hay varias diferencias entre bitcoin y monedas como el dólar, el yen, el sol, el euro, etc.  La primera es que el bitcoin es una criptomoneda. Una criptomoneda, es una moneda virtual que es codificada bajo una clave. No es una moneda física. No existen billetes bitcoin. Sólo se pueden hacer transacciones con bitcoins de manera electrónica.  Otra diferencia con las monedas tradicionales, es que el bitcoin no es emitido por el banco central de un país.  La oferta del dólar o el sol la determina un banco central. Los bitcoin no son emitidos por un banco central.  Los bitcoin son emitidos mediante un proceso denominado “minería”. Cualquier persona con alto conocimiento informático puede ingresar a la web de bitcoin, acceder a su programación, intentar mejorar la codificación (la seguridad) y obtener bitcoins como recompensa. Los primeros bitcoins fueron creados luego de que Satoshi Nakamoto, seudónimo utilizado por el creador o creadores de bitcoin, recibieron bitcoins como premio por mejorar la seguridad y encriptación de la moneda por primera vez. Actualmente existen aproximadamente 16 millones de bitcoins y el límite de monedas en circulación será de 21 millones.

Otra diferencia es que mientras las monedas tradicionales son atesoradas, principalmente en depósitos en bancos regulados, el bitcoin no es atesorado en bancos. No existe una institución financiera que regule y controle las transacciones del bitcoin. Las transacciones en esta criptomoneda  se hacen online directamente entre dos agentes. No hay cheques de gerencia o transferencias interbancarias o intercambio en efectivo.

¿Cómo hago para usar un bitcoin como medio de pago?

Imaginemos que en el futuro el bitcoin será un medio de pago usado regularmente y que por tanto muchos activos en países desarrollados transarán en bitcoins. Si es así, la demanda por bitcoins tenderá a subir. Asumamos que, por tal motivo, deseo comprar bitcoins por US$500,000.

El primer paso es adquirir el monedero virtual de bitcoin (una especie de billetera electrónica). Este monedero se puede comprar por medio de distintas plataformas como: ArcBit, Bitcoin Knots, Bitcoin Core, BitGo, Msigma, Armony, Green Adress, entre otras. Acto siguiente, realizo el cambio de divisa: US$500,000 por 42.4 bitcoins (BTC). Luego de eso, yo tengo 42.4 bitcoins en mi monedero virtual en la web.   Con este dinero en mi monedero virtual puedo comprar bienes y servicios a alguna persona o institución que también tenga un monedero virtual y acepte pago en bitcoins o puedo asociar mi monedero virtual a una tarjeta de crédito que acepta negociar bitcoins y usar la tarjeta. Si deseo comprar un auto BMW por US$40,000, puedo pagar de 3.4 BTC.  Puedo pagar colegios, universidades, pasajes, carros, entre otros. Cada vez son más las tiendas que se acogen a esta tecnología.

Si bien cada día más negocios aceptan bitcoins como medio de pago, todavía tiene un mercado limitado. Muchas personas no confían en el bitcoin porque piensan que no tiene respaldo de un Banco Central. Por ello, como no se sabe si el bitcoin tendrá éxito o no, la volatilidad en la cotización de la moneda es alta. Un ejemplo de esto, se dio el último 4 de septiembre de 2017, cuando fuentes cercanas a la comisión de reguladores en China, comentaron que las autoridades del país asiático planeaban cerrar los mercados de criptomonedas. El bitcoin se desplomó 27% en tan solo una semana.

Revisé un artículo simpático en Bloomberg de título Bitcoin Is Now Bigger Than Buffett, Boeing and New Zealand. El gigante Warren Buffet (US$ 83 Bn.), Boeing (US$ 166 Bn.) y Nueva Zelanda (US$ 185 Bn.) son superados por el valor de mercado de todas las bitcoins en circulación (16.4 millones por US$ 11,800 cada una). Warren Buffett, años atrás, la llamó una burbuja real (real bubble).

(Fuente: Bloomberg)

Analistas e inversionistas señalan  que basta que se genere un incidente terrorista financiado por bitcoins, y por ende que no pueda ser rastreado, para que el regulador del país haga una intervención y prohíba el uso de las criptomonedas. Joseph Stiglitz y Robert Shiller, premios nobel, advierten que bitcoin debería estar prohibida por no cumplir con ninguna función socialmente útil y por tratarse de una supuesta burbuja que podría repetir un colapso bursátil.  Mi profesor del NYU, Aswath Damodaran, afirma que no se puede determinar los fundamentos de bitcoin debido a que no se sabe cuántos y que clase de activos cotizarán en esta moneda en el futuro.

Damodaran señala que hay tres posibilidades para el futuro de Bitcoin. El primer escenario, es que llegue a ser una moneda usada masivamente internacionalmente y que genere confianza en las personas como una moneda convencional.

El segundo escenario es que bitcoin sea como el nuevo oro. Como ocurrió varios años atrás, personas que no confiaban en el sistema financiero, comenzaron a comprar oro como activo de refugio. Si bien el oro era más difícil de usar como medio de pago para adquirir un bien o servicio, podía ser considerado como un modo de ahorro. En este escenario, el bitcoin podrá convertirse en el nuevo activo de refugio del siglo XXI.

El tercer escenario es que el bitcoin sea una simple moda pasajera, una burbuja especulativa llena de euforia que podría explotar en cualquier momento, como la que se produjo en Holanda alrededor del sigo XVII con los tulipanes.

El bitcoin en el 2011 cotizó a US$5 en promedio, hoy oscila los US$12,000. El que apostó por bitcoins hizo mucho dinero.  Las ventajas competitivas del bitcoin vs el dólar son en mi opinión: 1) tu dinero está guardado en el ciberespacio, y si le tienes confianza al ciberespacio, las posibilidades de perderlo son menores a tenerlos en un banco, pues el banco puede quebrar, 2) las transacciones son entre las partes, no queda rastro, por lo que las operaciones son secretas y seguras, nadie se entera, 3) puedes hacer una transacción en segundos, te ahorras costos de transacción.

La principal desventaja que veo yo es que en un mundo cada vez más regulado y vigilado, los Estados no van a ver con buenos ojos que las personas/instituciones hagan transacciones de dinero sin dejar huella. La lucha contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo, evasión de impuestos, es total y no dará marcha atrás. Dudo que los Estados acepten que las personas instituciones negocien altas cantidades de dinero sin dejar rastro. En adición y tal como indicó el economista norteamericano Jim Rickards en una reciente entrevista, el bitcoin nació en el año 2009, justo después de la ultima crisis financiera, por ende, nadie sabe como una criptomoneda pueda reaccionar a un proceso de turbulencia financiera global. Por todos estos motivos, no creo que el bitcoin tenga mucho futuro.

Especular no tiene nada de malo. Tomar alto riesgo no tiene nada de malo. Eso sí, si uno invierte en un bitcoin debe saber que el riesgo es muy alto, que los fundamentos son débiles y que así como uno  puede ganar mucho dinero, también puede perder gran parte o toda su inversión. No hay lonche gratis.