12 junio 2018

El Perú busca que EEUU lo exonere del pago de aranceles al acero y aluminio

El viceministro de Comercio Exterior, Edgar Vásquez, dijo que el volumen de envíos afectado equivale a US$20 millones anuales.

El viceministro de Comercio Exterior, Edgar Vásquez, informó que el Ejecutivo está conversando con el gobierno de Estados Unidos para que exonere del pago de aranceles a los envíos de acero y aluminio a ese país. Como se recuerda, en marzo el presidente Donald Trump decretó un arancel del 25% al acero y de 10% al aluminio importado, alegando una defensa de la industria y seguridad nacional. Sin embargo, precisó que podrían establecerse excepciones a algunos países.

“Estamos buscando que puedan, en función de que la relación con el Perú es estratégica y que más bien aportamos a la seguridad nacional, que es la motivación de la medida de Estados Unidos, que podamos ser en algún momento excluidos de su aplicación”, manifestó Vásquez durante su participación el 12° Foro Andino de Finanzas e Inversión organizado por Latin Finance.

Vásquez señaló que han iniciado las conversaciones con la administración de Trump debido a que existe un impacto a nivel de las empresas exportadoras de aluminio y acero del Perú. No obstante, añadió que los envíos de esos metales representan un porcentaje mínimo del total del comercio con Estados Unidos, que asciende a US$8,000 millones.

“No son muy significativas en términos de volumen. Estamos hablando de alrededor de US$20 millones anuales. Sin embargo, para la empresa involucrada, y en términos de empleo, y tomando en cuenta que las empresas están en las regiones, estamos preocupados y conversando con el gobierno de Estados Unidos”, añadió.

artículo relacionadoEEUU anunció aranceles al acero y aluminio de México, Canadá y UE

De otro lado, Vásquez se refirió al acercamiento entre los bloques comerciales de la Alianza del Pacífico y el Mercosur. Remarcó que existe una hoja de ruta en común, pero que no está sobre la mesa la posibilidad de una fusión. Esa hoja de ruta incluye medias puntuales para facilitar el comercio, como la integración de ventanillas únicas, la identificación de barreras arancelarias que puedan ser levantadas y oportunidades en el comercio de servicio.

“La Alianza del Pacífico y el Mercosur vienen conversando y hemos establecido una hoja de ruta muy puntual. No estamos buscando ninguna convergencia ni fusionar los bloques, no buscamos crear un bloque nuevo de integración, eso no está en el papel. Me gustaría dejarlo con claridad porque pueden confundirse estas conversaciones con alguna intención de generar un nuevo bloque sudamericano. Es no está en estos momentos sobre la mesa. Uno no sabe lo que puede pasar en el futuro, pero por lo menos en la actualidad no lo está”, explicó.

Sin embargo, Vásquez observó que es importante tender puentes y generar confianza, lo que hará posible que en el futuro “cercano o lejano” los dos bloques puedan “profundizar algo más”. En línea con esa profundización, informó que en la XIII Cumbre de la Alianza de Pacífico, a celebrarse el próximo 24 de julio en México, los presidentes de la Alianza se reunirán por primera vez con los del Mercosur.

El próximo jueves habrá una reunión preparatoria entre los viceministros de Comercio Exterior y los vicecancilleres. Un día más tarde, se encontrarán los ministros de los respectivos sectores.”Uno de los objetivos de la próxima cumbre de presidentes va a ser la aprobación de la visión de la Alianza del Pacífico al 2030″, dijo Vásquez.

Artículos Relacionados