20 febrero 2017

Obras de Línea 2 del Metro de Lima tienen 15 meses de retraso, según Contraloría

Estado no cumple con la entrega de terrenos, mientras que el concesionario no presenta los estudios de ingeniería.

“Los avances son mínimos”, declaró hoy el contralor Edgar Alarcón en conferencia de prensa, respecto a las obras de la Línea 2 del Metro de Lima, en los últimos seis meses.

Tanto el concedente (Estado peruano) como el concesionario (seis empresas integrantes de ‘Concesionaria Metro de Lima Línea 2’) siguen cayendo en incumplimientos, según la Contraloría.

En total, el proyecto registra un retraso de 15 meses, con una ejecución del 14.18% de la inversión total, en lugar del 36% estimado a febrero de este año.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) son responsables del entrega de terrenos, tema por el que el concesionario ha recurrido al CIADI.

artículo relacionadoConsorcio de la línea 2 del Metro de Lima inició arbitraje contra el Estado ante el Ciadi

De acuerdo con información de la Contraloría, en la etapa 1-A (desde Santa Anita a la Vía de Evitamiento), se han entregado diez de las doce áreas de concesión. De la etapa 1-B (desde Ate a la Plaza Bolognesi), están pendientes las 21 áreas de concesión.

De parte del concesionario, el incumplimiento recae en la entrega de los Estudios Definitivos de Ingeniería (EDI) de las obras. Así, las obras de la etapa 1-A requiere de 32 EDI: 17 están aprobados, 14 están en revisión y uno no se presenta. El plazo máximo para la presentación de estos estudios venció en octubre del 2015.

En la etapa 1-B, de los 34 EDI requeridos, sólo dos han sido aprobados, 16 están en revisión y otros 16 no están presentados. El plazo vence el próximo 28 de febrero de este año.

El contralor Alarcón, tomando en cuenta la situación actual de la obra, advirtió que existe un riesgo de postergación en la entrega de la obra total, lo que se podría traducir en nuevas adendas y la solicitud de más recursos financieros para cubrir gastos administrativos.

“Si éstas [demoras] persisten, revisemos el contrato. De repente, hacemos una pausa al contrato, saneamos todo el área de intervención y retomamos el contrato. Los días siguen corriendo y eso va a generar mayores gastos”, propuso Alarcón, ante la prensa.

Artículos Relacionados