25 febrero 2018

Indecopi ordenó a Cineplanet y Cinemark no prohibir el ingreso con alimentos y/o bebidas

Los consumidores podrán llevar productos iguales o similares a los vendidos en los multicines.

El Indecopi, a través de la Sala Especializada en Proteccion al Consumidor, sancionó en última instancia administrativa a las cadenas de multicines Cineplanet y Cinemark por prohibir a los consumidores ingresar a sus establecimientos con alimentos y/o bebidas compradas fuera de ellos.

En el tramo final del proceso administrativo, iniciado por la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec), la sala concluyó que la restricción es ineficaz, abusiva y limita los derechos de los consumidores. Además, que prohibir el ingreso de alimentos comprados fuera de los cines vulnera el derecho de los consumidores al impedir elegir libremente los productos y servicios que se ofrecen en el mercado y el lugar en el que desea comprarlos.

En las resoluciones sobre los casos de ambos multicines, los vocales consideraron que, si bien dicha prohibición no aparecía en un contrato escrito, formaba parte de una condición o cláusula contractual verbal aplicada a la relación de consumo entre las empresas y sus clientes.

artículo relacionadoCineplanet: utilidad cayó 11% en el tercer trimestre

Por este motivo, amonestaron a los multicines y les ordenaron, como medida correctiva a favor del consumidor, no prohibir a sus clientes el ingreso a las salas de cine con alimentos y/o bebidas adquiridos fuera del establecimiento. En un plazo de diez días hábiles, las empresas deberán retirar de sus locales el aviso en el que informan sobre esa prohibición.

Sin embargo, los alimentos y/o bebidas que los consumidores lleven al cine deberán ser iguales o similares a los que se venden en el establecimiento. Los vocales tomaron esta decisión para evitar que los consumidores puedan llevar productos que por higiene, seguridad, entre otros motivos, dañen la infraestructura de los multicines, afectando a otros consumidores.

La sala acotó que la infracción no se originaba cuando, a raíz de la prohibición, el consumidor compraba alimentos dentro del cine, sino cuando era informado de ella. Esto, señaló, limitaba su derecho a elección, reconocido en el marco normativo peruano.

Artículos Relacionados