EDICIONES ESPECIALES Perumin 2017
20 septiembre 2017

Buenaventura advierte: Michiquillay podría retrasarse por ley de cabecera de cuencas

Víctor Gobitz, CEO de Buenaventura, señaló que norma aprobada por el Congreso crea incertidumbre en el sector.

El desarrollo de la cartera de proyectos mineros, especialmente Michiquillay, podría verse perjudicado debido a una reciente norma sobre la protección de cabeceras de cuencas en el país, advirtió Víctor Gobitz, CEO de Buenaventura y presidente del Instituto Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), durante su presentación en Perumin 2017.

El empresario minera remarcó que esta norma no cuenta con un sustento académico ni científico, tampoco tiene una definición clara sobre el concepto de cabecera de cuenca.

“Debemos hacer una reflexión porque puede traer dificultades y nubarrones en el desarrollo de los proyectos mineros. No olvidemos que la minería se desarrolla en zonas alto andinas. Esta ley sería un duro revés”, enfatizó Gobitz, desde Arequipa.

El ejecutivo hizo énfasis en el impacto que esta norma podría tener en el desarrollo de Michiquillay, que demandaría una inversión de alrededor de S/.1,000 millones y sería adjudicado en noviembre de este año. El proyecto está ubicado en la parte alta de la microcuenca del río La Encañada, en Cajamarca.

El presidente de directorio de Buenaventura, Roque Benavides, también expresó su malestar por la aprobación de la norma.

Norma sobre cabeceras de cuenca

La norma a la que se refieren los empresarios mineros es la Ley n°306040, ley que modifica la Ley de Recursos Hídricos mediante el establecimiento de los criterios técnicos para la identificación y delimitación de las cabeceras de cuenca.

artículo relacionadoMichiquillay: ProInversión convocó a concurso público para adjudicar proyecto

La ley, que condensa iniciativas legislativas del Frente Amplio y Fuerza Popular, fue aprobada por la Comisión Permanente el pasado 19 de julio y publicada en el diario El Peruano el 15 de agosto, con las firmas del presidente Pedro Pablo Kuczynski y el premier Fernando Zavala.

La norma cambia el artículo 75 de la Ley de Recursos Hídricos sobre protección del agua y precisa que “la Autoridad Nacional del Agua, con opinión del Ministerio del Ambiente, puede declarar zonas intangibles en las que no se otorga ningún derecho para uso, disposición o vertimiento de agua. Asimismo, debe elaborar un marco metodológico de criterios técnicos para la identificación, delimitación y zonificación de las cabeceras de cuenca de las vertientes hidrográficas del Pacífico, Atlántico y Lago Titicaca”.

En la norma, se especifica que la Autoridad Nacional del Agua deberá elaborar el mencionado marco metodológico en el plazo de un año.

Optimismo del gobierno

En el marco de Perumin, se conoció que Buenaventura compró las bases del concurso para la adjudicación de Michiquillay, programada para noviembre de este año. Víctor Gobitz, CEO de Buenaventura, considera que este plazo es “muy optimista”.

“Michiquillay es un proyecto de una dimensión importante. Es cierto que hay mucha información sobre el mismo, pero tomará algún tiempo analizarla y desarrollar una propuesta. Y esa propuesta tendrá, todavía, que ser aprobada por los directorios de cada empresa interesada. Ese es un tema que no se resuelve en una semana. Por eso digo que hay optimismo por parte del gobierno”, indicó el empresario a El Comercio.

Sobre el interés de Buenaventura en Michiquillay, Gobitz indicó que “vamos a evaluar la información, pero no hemos tomado ninguna determinación aún… Michiquillay no es necesariamente el proyecto que requerimos, pero para otras empresas puede que sí”.

Artículos Relacionados