PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Hace tiempo que no me suben el sueldo y sé que otros gerentes han recibido aumentos. Tengo buenos resultados, siento que es el momento propicio para pedir un aumento, pero nunca he tenido que hacerlo y no quisiera “meter la pata”. 

Pedir un aumento siempre es complicado, ya que nunca se sabe cómo será recibida la solicitud. Sin embargo, si te preparas bien, buscas el momento adecuado y sustentas bien tu solicitud, puedes mejorar tus probabilidades de éxito.

aumento2

Documenta y cuantifica tus contribuciones. Parte de la preparación incluye poder expresar, de manera concreta, tus aportes a la organización. Por ejemplo, “incrementé las ventas en 20%” o “diseñé la campaña que ganó un premio Effie por primera vez en la historia de la empresa”, “lideré la reestructuración de dos áreas, generando ahorros de US$700 mil anuales”, etc.

Traducir tus aportes a números concretos es sumamente importante porque te posicionará como una inversión y no un costo. Tu jefe comprenderá rápidamente que si ganas, por ejemplo, US$80 mil versus los US$700 mil que generas en ahorro, el efecto neto es positivo y será más receptivo ante cualquier solicitud.

Compárate con tus pares dentro y fuera de la empresa, ya que tu jefe hará lo mismo. Averigua cómo se están moviendo los salarios en el mercado a través de conversaciones con amigos, expertos en el tema o encuestas salariales que publican los diversos medios o empresas consultoras. Valida tu propuesta de aumento en relación a ello.

Prepara  alternativas. A veces no es posible recibir un aumento en el momento preciso, pero podrían existir otras políticas en tu empresa que compensen su ausencia. Conversa con Recursos Humanos y evalúa qué otras opciones existen para que puedas ponerlas sobre la mesa como posibilidades.

aumento-salario

Escoge el momento correcto. No es igual pedir un aumento en momentos de crisis que cuando las cosas van bien. Procura tener esta conversación con tu jefe con anticipación a la revisión salarial para crear conciencia de tus expectativas a tiempo.

Plantea la reunión de manera positiva. Como en toda reunión importante, es crítico abordarla de una manera positiva y proactiva. En el video a continuación, Inés Temple, presidente ejecutivo de LHH DBM Perú y Chile, ofrece pautas muy valiosas sobre cómo plantear la conversación.

Evita los errores típicos. Parte de prepararse bien incluye conocer cuáles son los errores típicos que se cometen en este tipo de reuniones y cómo manejar una respuesta negativa. En el video a continuación, Sergio Borasino, socio de AB INAC y coautor de “Cafeína para tu Carrera”, ofrece consejos valiosos sobre estos temas.

Paciencia. En la mayoría de empresas, estos procesos suelen involucrar a varias personas y no solo a tu jefe, y la espera se pueden prolongar. Al concluir la reunión, no olvides preguntar en cuánto tiempo podrías esperar una respuesta para que luego puedas hacer un seguimiento.

@PatriciaCanepa

Fotos:  Google Images

LinkedIn