PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Tengo cuatro meses trabajando en una empresa. Me acaban de llamar de otra más grande y me ofrecen 20% más de sueldo. La oferta es tentadora, pero siento que recién estoy empezando y no quisiera quedar mal con mi actual empresa. ¿Debería renunciar?

blog.occeducacion.com

El sueldo no lo es todo, sobre todo si estás trabajando en un buen sitio.

Pregúntate: ¿Estás contento en tu nueva empresa?, ¿cumplen con todo lo ofrecido?, ¿estás motivado?, ¿hay oportunidades para seguir creciendo?, ¿te llevas bien y respetas a tu jefe?, ¿tienes colegas a quien admiras y de quien puedes aprender?, ¿vas a trabajar contento todas las mañanas?, ¿tienes horarios decentes?

Como dice el dicho, “el pasto siempre es más verde desde el otro lado”. Por ello debes evaluar bien el lado positivo y negativo de ambas alternativas.   Ante todo debes tener clara la dirección que le quieres dar a tu carrera y preguntarte si cambiarte en estos momentos contribuye con ese propósito.

jcvalda.wordpress.com

De acuerdo con los expertos, hay tres pilares que constituyen el trabajo ideal. Es lo que las empresas buscan en un candidato, y son las tres mismas cosas que tú debes preguntarte respecto a cualquier puesto, y son:

 

  1. Las habilidades. ¿Tienes las competencias, la experiencia y los logros necesarios para poder desempeñarte y desarrollarte en el puesto?
  2. Los intereses: ¿Te interesa el puesto?, ¿la posición te motiva? Es importante plantearte esto porque puedes tener las habilidades pero cero interés en la posición en sí.
  3. El encaje con la empresa. ¿Te gusta la cultura empresarial?, ¿compartes los valores de la empresa?, ¿te ves trabajando en esa empresa y haciendo carrera?

www.lhh.pe

De estos tres elementos, el último (el encaje con la empresa) es tan importante como los otros dos, pero es muchas veces olvidado, e induce a errores. Hay quienes aceptan una oferta porque tienen las competencias y les interesa el puesto, pero no consideran la cultura organizacional, y a los meses quieren renunciar porque sienten que no encajan o no comparten la manera como se hacen las cosas en la nueva empresa.

Analiza muy cuidadosamente la cultura organizacional de ambas empresas. Investiga, pide referencias, fíjate mucho en el trato, en las costumbres, en las reglas no escritas. Esto te permitirá determinar cuál de las dos encaja más contigo, y cuál te ofrecerá el estímulo y el desarrollo necesarios para que puedas florecer profesionalmente.

www.dezeen.com

No olvides tomar en cuenta tu trayectoria profesional y evaluar tus tiempos de rotación, ya que otra movida en corto tiempo sólo acentuaría esta situación. Si bien el concepto de permanencia prolongada en las empresas fue algo muy valorado en el pasado, no querrás dar la sensación de poco compromiso o inestabilidad saltando de una empresa a otra, en poco tiempo.

Si luego de un análisis exhaustivo, decides dejar tu actual empleo, recuerda que la empresa apostó por ti, invirtió tiempo y dinero en reclutarte y entrenarte, y no le gustará la noticia. Mayor razón para  salir por la puerta grande, en buenos términos y muy agradecido por la oportunidad que te brindaron.  Aquí va un video con algunos buenos consejos.

Twitter:  @PatriciaCanepa

Imágenes Google:  blog.occeducacion.com, jcvalda.wordpress.com, www.dezeen.com

LinkedIn