PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Soy empresario y debo confesar que no llego a entender a los jóvenes profesionales. Los contrato, los entreno y se van.  ¿No perjudica su carrera saltar de empresa a empresa, o han cambiado las cosas?

Si se trata de una situación aislada en la carrera del joven, no hay problema. A todos nos puede pasar que no nos sentimos a gusto con un trabajo y optamos por dejarlo al poco tiempo. Si se trata de un comportamiento repetitivo, podría generar una percepción de poco compromiso, constancia o tolerancia, desde la perspectiva de un reclutador.

Esto es algo que los jóvenes deben considerar si hablamos de puestos fijos y no prácticas profesionales donde es natural permanecer menos de un año. Si se opta por una carrera profesional tradicional y existe un patrón de saltar de una empresa a otra en menos de uno o dos años, el candidato ‘saltarín’ estará en desventaja vs. otros, salvo que haya una clara justificación.

Si los quieres retener, es importante entender a la joven generación de colaboradores, también conocida como los millennials. Formarán cada vez un mayor porcentaje de la población económicamente activa, por lo que hay que aprender a trabajar con ellos, no basta con contratarlos y entrenarlos. En el video a continuación, el emprendedor millennial Keevin O’Rourke, profundiza sobre las dos cosas que motivan a su generación a trabajar y permanecer en una empresa: autonomía y pasión (por el trabajo y con quién trabajamos).

También es importante entender el contexto. Con la tecnología y movilidad, el concepto del trabajo ha cambiado. A diferencia de sus colegas mayores, para muchos jóvenes, el trabajo no es su vida. Ciertamente es importante, les genera ingresos y da un sentido de propósito, pero es una actividad más, compartida con otras actividades importantes para ellos, como puede ser el balance de vida, el voluntariado, o el tiempo dedicado a sus amigos, el deporte o su pasatiempo preferido.

Para conseguir ese sentido de pertenencia y propósito en el trabajo, los jóvenes quieren mayor responsabilidad, quieren ser escuchados y quieren sentir que se les da la oportunidad para aportar. El sentido de comunidad es importante para ellos, quieren trabajar en equipo y tener acceso a las redes sociales desde el trabajo. Quieren trabajar en empresas con buen gobierno corporativo, incluido el foco en la responsabilidad social.

antivirus.about.com

El sentido de derecho y de inmediatez es muy claro entre los jóvenes. Hay que comprender que han crecido con los ‘clics’ que le dan acceso inmediato a la información, con el ‘delete‘ y el ‘bloqueo’ y el ‘unfollow’ propio de las redes sociales. Si algo no gusta, se elimina, bloquea y se sigue adelante. Si el trabajo no cumple con sus expectativas, pueden ser más propensos a hacer ‘delete‘ e irse.

Las redes sociales juegan a favor. Gracias a ellas los jóvenes tienen acceso a una fantástica red de contactos, la cual usan para compartir datos de nuevas oportunidades laborales o presentar sus CV. Dado que la mayoría de posiciones están ocultas o no se publican, la red se torna crítica para ‘datearse’, lo cual facilita la búsqueda de trabajo.

www.pcmag.com

Muchos de estos jóvenes han visto a sus padres ser leales a las empresas donde trabajaron por muchos años, y luego han vivido sus salidas producto de transformaciones, reestructuraciones o cierres de planta. Saben que trabajar en una empresa no garantiza la permanencia y que puedes terminar sin trabajo inesperadamente.

Esto no justifica que salten de un lado al otro, pero lo explica de alguna manera. Son jóvenes inquietos, con ganas de aportar. Las empresas que los entiendan podrían tener un poderoso activo en estos jóvenes, si los entrenan, los escuchan y les asignan proyectos valiosos en un ambiente de acompañamiento y seguimiento, para encaminar su energía y creatividad. No quiere decir que se quedarán eternamente con la empresa, pero probablemente den lo mejor de sí mientras estén allí.

Un buen jefe no sólo los escuchará y les asignará proyectos interesantes. Sabrá equilibrar las actividades para que experimenten de todo. Tendrá paciencia para transmitirles que el trabajo no siempre es glorioso. Que está compuesto por diversas tareas; algunas mejores que otras. Les enseñará paciencia y tolerancia y les explicará la importancia de remangarse las mangas, de partir de abajo para entender el trabajo en toda su dimensión porque los convertirá en jefes que toman mejores decisiones, que pueden entrenar y desarrollar a otros… porque hicieron el trabajo (no sólo la parte bonita) ellos mismos.

Para cerrar hay algo ineludible. La necedidad de hacer la maestría. No debe sorprender, que luego de varios años en la empresa, los que pueden estarán inquietos por irse a hacer su maestría afuera. Las empresas más sabias buscarán maneras de retener a los más valiosos, buscando maneras creativas de comprometerlos a regresar a la empresa, ya que contar con vivencias afuera, ideas frescas, otras maneras de pensar y benchmarks es muy bueno para el colaborador y para la empresa donde trabaja.

Google images: antivirus.about.com, www.pcmag.com

Twitter: @PatriciaCanepa
Facebook: www.facebook.com/PatriciaCanepaCori
Email: DialogosDeCarrera@gmail.com
Más sobre mi: www.aboutme.com/PatriciaCanepa

LinkedIn