PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Hace varios meses que le doy vueltas a renunciar. Me siento desmotivado, siento que necesito un cambio. ¿Cómo saber con certeza si renunciar es el paso correcto?

Cada caso es diferente, pero en términos generales y asumiendo que has hecho todo en tu poder para motivarte, debes encontrar nuevos desafíos en el trabajo, y explorar otras áreas o responsabilidades. Estos cinco indicadores podrían ayudarte a determinar si debes o no renunciar.

Respaldo económico

¿Tienes ahorros que te permitan vivir a tu ritmo actual, quizá con algunos recortes razonables, por lo menos por un año sin trabajar? La búsqueda laboral puede tomar más tiempo de lo que piensas, muchas veces por factores impredecibles.

PBS

Tiempo en el puesto

¿Tienes tres años en el puesto sin un ascenso, mejora salarial o sin asumir diferentes o mayores responsabilidades en cuanto a gente, proyectos, presupuesto? ¿Te han prometido ascensos o mejoras salariales y no se dan, a pesar de tu insistencia? ¿Ascienden a otros pero tu ascenso nunca llega?

Crecimiento y desarrollo

¿Sientes que estás creciendo, aprendiendo cosas nuevas que aportan valor? ¿Tienes un techo? ¿Tienes autonomía para hacer cosas que agregan valor? ¿Recibes entrenamiento por lo menos una vez al año? ¿Valoran tus aportes y te asignan proyectos importantes?

Core Values

Cultura y valores

¿Sientes que no encajas en la organización? ¿Has observado comportamientos sospechosos con los cuales no estás de acuerdo? ¿Te han pedido que hagas algo que te pone en riesgo o pone a prueba tus valores? ¿Te pagan a tiempo? ¿Te reconocen los bonos que te corresponden?

Jefe

¿Admiras a tu jefe? ¿Siente que aprendes de él? ¿Es ‘malgeniado’ o tóxico? ¿Ha peleado por tu ascenso o aumento salarial? ¿Te da visibilidad? ¿Comparte tus logros?

Ofertas laborales

¿Tienes una oferta bajo la manga? Lo ideal es renunciar de manera inteligente, es decir, no renunciar hasta que tengas algo en la mano. De lo contrario, tendrás que sacrificar un paquete de salida más generoso a no ser que llegues a un acuerdo con tu empresa actual o hayas negociado la diferencia con tu nueva empresa como bono de enganche. Si tienes muchos años en la empresa y eres valorado, siempre hay posibilidades de llegar a un mutuo acuerdo, o aprovechar y acogerte a paquetes de salida que a veces se dan, en cuyo caso tendrías que conversar con Recursos Humanos.

Schoolofthinking

Hace unos días, Forbes publicó un artículo de David Williams que señala tres preguntas adicionales a contemplar antes de dar tu aviso. En resumen:

  1. ¿Los problemas tienen solución?

    Antes de saltar a otro trabajo, piénsalo bien y piensa a largo plazo ya que ninguna empresa es perfecta y el “pasto siempre parece más verde desde el otro lado.”

  2. ¿Valoras la estabilidad?

    ¿Has estado saltando de empresa en empresa? Hay empresas y reclutadores que mirarán los tiempos de permanencia en el puesto. Reclutar sale caro y muchas entidades financieras, por ejemplo, valoran la estabilidad porque minimiza los riesgos.

  3. ¿Tu movida tiene sentido estratégico?

    Evalúa si tu siguiente puesto representará nuevos desafíos y aprendizajes versus hacer más de lo mismo, lo cual no te aportará mucho valor.

Piensa en todos estos factores y toma una decisión inteligente pensando en lo mejor para ti y tu carrera.

Google Images:  PBS, Square Box Training Consultancy.

LinkedIn