PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Estuve en un desayuno de trabajo y me sorprendí que a mi amigo lo conocía y saludaba absolutamente todo el mundo. No sabía que era tan popular. ¿Cómo hago para hacerme conocido en el mundo de los negocios?

Debes trabajar tu marca personal. Esto es una inversión de largo plazo, pero puedes empezar hoy.

Si lo piensas bien, es muy posible que tu amigo lleve años, de manera natural o no, haciendo amigos, ayudando a otros, participando en numerosos eventos y actividades.

Probablemente se trata de una persona activa, curiosa, que sabe escuchar y que, con su estilo y actitud positiva, hace que otros quieran estar cerca de él.

Si tuviéramos que catalogar su marca personal, posiblemente la catalogaríamos como muy “poderosa”, de acuerdo a las ocho descripciones que el consultor y profesor de marketing, Richard Ettenson, delineó en su artículo Managing Bloated Brands en Thunderbird Magazine, hace algunos años.

Según el experto, la “fuerza y dirección” de una marca, se basa en una serie de factores como la “tracción” que mide su fuerza; la “dirección” propiamente de la marca o su evolución de ventas; y el momentum que mide el ímpetu de la marca.

Piensa en tu marca personal, en cómo te ven otros, o como se expresan de ti cuando no estás, y pregúntante: ¿En qué situación se encuentra?  Aquí van las ocho descripciones de las marcas tradicionales, según Ettenson, que creo que se aplican perfectamente bien a nuestra marca personal:

Poderosa
Marcas muy fuertes que deben ser defendidas ferozmente y con mucho juicio.

Dormilona
Marcas que con un poco de empuje pueden convertirse en marcas poderosas.

Resbaladiza
Marcas de valor que han perdido su ímpetu y requieren intervención

Soldado
Marcas sólidas que no requieren de gran atención

Hueco negro
Marcas que absorben todos los recursos con pocas probabilidades de “pagarse” solas

Cohete
Marcas encaminadas a convertirse en marcas poderosas

Adorno
Marcas chicas, sub-valoradas, pero con clientes leales

De Salida

Marcas que debieron ser retiradas hace tiempo.

Identifica el estado de tu marca personal y ponte a trabajar. Conversa con tu amigo y pregúntale cómo hace, y rescata consejos que puedas aplicar. Quizá puede hasta facilitar algunas presentaciones para que vayas ampliando tu red de contactos o estés más visible en diversas actividades.

Como primer paso, debes asegurarte que puedes hablar de ti, de tu posicionamiento, o ese valor agregado que te hace especial y diferente, de manera sencilla pero contundente.

Si necesitas ayuda para inspirarte, puedes leer el libro de Peggy Klaus, Brag¡ que tiene muchos ejemplos de posicionamientos que ayudaron a sus clientes a ser más apreciados y valorados.

También puede ser útil darle una repasada a mi libro Marque La Diferencia que tiene contenido sobre cómo construir la marca personal.  Y puedes leer los siguientes artículos sobre la marca personal o revisar videos sobre el tema en Youtube:

El marketing personal en sencillo
¿Tienes presencia ejecutiva?
Twitter y tu marketing personal
El poder de la imagen personal
Compitiendo con los más extrovertidos
10 Personas que no pueden faltar en tu red de contactos
¿Conoces cuál es tu coeficiente de networking?
Los animales y el marketing personal
Cómo hablar de tus fortalezas sin sonar arrogante

Finalmente, asegúrate de evitar estos errores o “pecados” elaborados por Inés Temple, de LHH-DBM Perú.

(Fuente: inestemple.com)

 

 

LinkedIn