Ricardo V.Lago
El Nuevo Sol Por Ricardo V. Lago

El profesor Robert Shiller de la Universidad de Yale es el gurú indiscutible en la detección de burbujas y autor del best seller “Exuberancia irracional”. Pues bien, hace unas semanas visitó Colombia y se interesó por la evolución de los precios de las viviendas y llegó a la conclusión de que hay en marcha, en el vecino país, una burbuja inmobiliaria. Shiller define la burbuja así :

«una situación en que las noticias de los aumentos de precios alimentan el entusiasmo de los inversores, que se difunde por contagio psicológico de una persona a otra y en el proceso amplifica historias que pueden justificar esos aumentos». «[Esto atrae] a una clase de inversores cada vez mayor, que a pesar de las dudas sobre el valor real de la inversión se ve atraída hacia ella en parte por envidia del éxito de otros y en parte por el entusiasmo de la apuesta».

Y, ¿saben los lectores cuánto ha aumentado el precio de las viviendas en Colombia? Pues 69% entre 2004 y 2013. No cabe duda de que Colombia vive un boom justificado por los avances frente a la guerrilla desde la presidencia de Uribe y en general por una política económica acertada; en gran medida el proceso es bastante parecido al de Perú. Sin embargo, para Shiller las valoraciones de los bienes raíces se encuentran en territorio de burbuja.

Me he tomado el tiempo de comparar las series de precios de Perú y Colombia en dos periodos : 1998-2012 y 2004-2012 . Ambas series de datos provienen de los respectivos bancos centrales. En las gráficas presento los resultados tomando como año base el 2004 (índice de precios en Soles/Pesos constantes = 100). Pueden ver que el 69% de Colombia es un 101% en Perú; se aprecia, además, la misma tendencia tanto en el periodo 1998-2012 como en 2004-2012. Ahí tienen los resultados.

Precios apartametos Colom Peru 1998  2013  1Precios de apoartamente Colombia Peru  2004 2013 1
No me cabe duda, por tanto, que para Shiller los bienes raíces en Perú también estarían en terreno de burbuja, tesis que comparto -y sobre lo que he estado avisando desde 2010 en blogs y artículos- debido al frenético e insostenible ritmo de apreciación (por ejemplo en http://goo.gl/qCKPVj).

Ya sé que, una vez más, surgirán las opiniones sobre las diferencias entre Bogotá y Lima, el menor precio inicial de las propiedades en Perú, la relativa mayor escasez de vivienda en Perú, la todavía no excesiva exposición de los bancos al crédito hipotecario, etc. En mi opinión, eso no es más que parte del fenómeno de negación de la burbuja que ocurre en todo proceso de especulación activa. Al contrario, ello me confirma que cuantos más negadores, más burbuja.

Debajo tienen los párrafos clave del artículo de Shiller.

“Sin embargo, no esperaba una historia de burbujas cuando visité Colombia el mes pasado. Pero, una vez más, los locales me hablaron de una burbuja inmobiliaria en curso y mi chofer me paseó por el centro vacacional costero de Cartagena y señaló, con voz asombrada, varias casas que recientemente se vendieron por millones de dólares.

El Banco de la República, el banco central colombiano, mantiene un índice de precios de viviendas para tres ciudades principales: Bogotá, Medellín y Cali. El índice ha aumentado el 69% en términos reales (ajustado por inflación) desde 2004 –la mayor parte del aumento se produjo después de 2007. Esa tasa de crecimiento de los precios recuerda la experiencia estadounidense, donde el índice de precios de viviendas para diez ciudades S&P/Case-Shiller aumentó el 131 % en términos reales entre su mínimo, en 1997, y su máximo, en 2006.”

Robert Shiller dixit, yo solo comparo con Perú.

http://www.project-syndicate.org/commentary/the-never-ending-struggle-with-speculative-bubbles-by-robert-j–shiller/spanish