MarleneMolero
Gender Lab Por Marlene Molero

Junio es el mes del orgullo y es la oportunidad en la que desde distintas partes del mundo se envía el mensaje de que la comunidad LGBT se merece respeto, aceptación y (de gran relevancia en Perú) los mismos derechos que las personas heterosexuales. Si bien nuestra legislación no permite aún la unión civil ni el matrimonio homosexual, y tampoco contamos con una ley de identidad de género que, entre otras cosas, permita que las personas trans puedan cambiar su nombre y sexo en el DNI. Lo cierto es que desde el sector empresarial se comienzan a impulsar algunas medidas que contribuyen a paliar estas carencias normativas.

Para conocer el nivel de desarrollo de políticas inclusivas a favor de la población LGBT, la ONG Presente presentó en el 2018 un Diagnóstico de Diversidad y Equidad que contó con la participación de 73 empresas peruanas de distintos sectores económicos. El diagnóstico pone en evidencia que, a nivel de políticas corporativas, un 37% de las empresas participantes cuenta con procedimientos específicos para denunciar casos de discriminación por orientación sexual y/o identidad de género; y 20% cuenta ya con políticas laborales a favor de la diversidad y la inclusión. Asimismo, 12.3% reconoce el nombre social de colaboradorxs trans. En cuanto a prácticas de liderazgo corporativo, esto es, compromiso público interno o externo con la causa LGBT, 8.2% de empresas da muestras de apoyo público (probablemente Scotiabank y la iluminación de su torre con los colores de la bandera del orgullo sea una de las expresiones más claras de esto) y 6.9% ha emitido pronunciamientos internos al personal. Finalmente, en capacitación & sensibilización, un 18% reconoce sensibilizar internamente al personal sobre diversidad sexual.

El diagnóstico de ONG Presente muestra un camino que el sector privado comienza a recorrer. La buena noticia es que lo más probable es que al 2019 el número de empresas que hayan incorporado una o más de estas prácticas se haya incrementado. Esto, sin duda, es expresión de que la incorporación de la diversidad LGBT dentro de las prácticas corporativas y la promoción de la igualdad y el respeto forman también parte esencial de los componentes necesarios para el desarrollo, la competitividad y el crecimiento económico de las organizaciones. De hecho, la existencia de redes empresariales como Pride Connection es una muestra de este interés y compromiso. Pride es una red de organizaciones que promueve ambientes laborales inclusivos para la comunidad LGBT en el Perú. Lo hacen creando conexiones, fomentando respeto a las personas y apoyando su desarrollo profesional. Scotiabank, IBM, Mead Johnson, Sodexo y Accenture son parte de las empresas fundadoras de esta iniciativa que hoy alcanza a un número mayor de organizaciones.

Entonces, estamos en junio y tu organización quiere aprovechar la oportunidad para comenzar o continuar desarrollando sus prácticas de diversidad. A continuación tres tipos de iniciativas que pueden implementar:

1. Políticas corporativas

Esta categoría se refiere al marco institucional de la organización. Comprende desde prohibiciones de discriminación por orientación sexual e identidad de género hasta extensión y/o creación de beneficios pensados específicamente para el personal de la comunidad LGBT.

  • Prohibir expresamente (por ejemplo, en el Reglamento Interno de Trabajo) todo acto de discriminación por orientación sexual e identidad de género y contar con procedimientos específicos para denunciar estos casos.
  • Extender los beneficios que la ley y la organización otorgan a los heterosexuales. Por ejemplo, la licencia laboral cuando se tiene familiares en estado grave, los días libres por matrimonio, la posibilidad de extender la EPS a la pareja del mismo sexo son todas oportunidades de construir una organización más igualitaria y respetuosa de la diversidad de sus integrantes.
  • Específicamente para las personas trans, establecer de manera expresa que las personas pueden hacer uso de los servicios higiénicos del género con el que se identifican y reconocer el nombre social en los fotochecks, tarjetas de identificación, correo electrónico. ¿Qué es el nombre social? Es el nombre al que respondo. Para muchos de nosotros es el que nos pusieron nuestros padres y que tiene relación con el sexo que nos asignaron al nacer. Sin embargo, para personas cuya identidad de género no coincide con el sexo asignado al nacer, es importante respetar el nombre con el que ellxs se identifican.

2) Liderazgo

Aún cuando las organizaciones cuentan con políticas específicas que promueven la diversidad LGBT, el índice de uso de los beneficios que se extienden es mínimo. Hay miedo en hacer pública una orientación sexual que lamentablemente hoy todavía recibe muchas muestras de rechazo. El apoyo y compromiso expreso de la organización y sus líderes es esencial para contrarrestar esto. ¿Cómo lograrlo?

  • Capacitación a quienes ocupan posiciones de liderazgo en la organización. Así, todo mensaje que den tendrá un entendimiento y compromiso real de las dificultades que las personas de la comunidad LGBT enfrentan diariamente. Además, el dedicar tiempo a esta capacitación expresa el compromiso de la organización.
  • Aunque pienses que es evidente que tu organización respeta los derechos de las personas LGBT es necesario que este respaldo sea expreso. Comunicar al personal la prohibición de todo acto de discriminación por orientación sexual e identidad de género, así como la existencia de canales específicos para denunciar estos hechos, es una forma de empezar a implementar acciones concretas que contribuyen con un clima de igualdad y respeto en la organización, y la sociedad.
  • Una súper fácil: cambia temporalmente los colores de tu logo. Simple y claro.

3) Sensibilización & capacitación

Lamentablemente enfrentamos épocas de desinformación. Muchas preguntas se quedan sin hacer. Dependiendo del tamaño de nuestra organización puedes optar por alguna de estas prácticas:

  • Tener programas de entrenamiento o sensibilización en temas de diversidad sexual. Brinda la oportunidad a tus colaboradores para que accedan a información de calidad y despejen cualquier duda. Si tienes un equipo chico puedes incluso aprovechar los meet up que organiza ONG Presente periódicamente.
  • Capacita de manera especial al equipo de reclutamiento y selección de personal para que puedan llevar a cabo procesos de selección seguros para la comunidad LGBT.

No importa qué tipo de acción implementes, la que vaya mejor con la cultura, las posibilidades y el momento de tu organización estará bien. Y como se predica con el ejemplo, estas son las acciones que hemos tomado desde GenderLab (organización que dirijo):

  • Cambiamos desde el 15 de junio los colores de nuestro logo y nos pronunciamos expresamente en redes sociales en apoyo a la comunidad LGBT.
  • Promovemos que las empresas con las que trabajamos incorporen prácticas en beneficio de la comunidad LGBT.
  • Tenemos una alianza con ONG Presente y trabajamos con organizaciones de la sociedad civil para incorporar el enfoque de género y diversidad en sus líneas de trabajo con la comunidad.
  • Nos capacitamos. Vamos a los meet up de ONG Presente, aprendemos, despejamos dudas.
  • Escribimos este post para promover que más empresas se sumen y generen espacios de trabajo seguros.
LinkedIn