BBVA, KPMG, NEO y UPC
Innovación y Transformación Por BBVA, KPMG, NEO y UPC
Publiblog
auspiciado
Por Héctor Borreguero, head of solutions development & digital transformation de BBVA Continental

El cambio cultural es un requisito indispensable para impulsar la real transformación digital de las empresas. En ese sentido, el cambio está muy relacionado a las nuevas formas de trabajo, que permiten que las personas que conforman los equipos se sientan dueños de lo que hacen, actuando con autonomía y con agilidad con base en el feedback permanente del cliente.

Rompiendo estructuras

Las estructuras jerárquicas y de trabajo en silos propias de las organizaciones tradicionales del sector financiero se caracterizan por requerir de muchas interacciones para hacer que las cosas sucedan, muchos mandos intermedios dedicados a coordinar dichas interacciones, esfuerzos entre áreas no sincronizados e intermitentes que alargan los tiempo de entrega, procesos end to end con responsabilidades fragmentadas sin responsabilidad sobre el proceso global, entre otros factores que ralentizan los procedimientos.

Las metodologías Agile resuelven dichos impedimentos organizacionales apostando por equipos transversales, con el conocimiento y contexto necesario para tomar decisiones en el seno del equipo y el uso de prácticas y herramientas que les permitan mejorar su rendimiento de forma continua. Los beneficios, por tanto, son mayor calidad y rapidez de entregables con valor, clientes más satisfechos y la motivación creciente en los empleados que participan en los equipos.

Los principios ágiles son aplicables a toda la organización, a distintos niveles. Dos ejemplos son:

  • Escalar la agilidad a la gestión del portafolio de proyectos de la organización, permitiendo alinear los objetivos estratégicos con el trabajo de los equipos.
  • Mapear procesos transversales donde intervienen distintas áreas y crear equipos multidisciplinarios en torno a ellos, aplicando modelos de trabajo que respetan los valores y principios ágiles como scrum y kanban, que permiten adoptar una estrategia de desarrollo incremental o visualizar el flujo de trabajo del equipo y mejorarlo mediante distintas técnicas.

Roles de líderes y equipos

Por otro lado, el respaldo absoluto de la gerencia general al cambio cultural y la propia inercia de los modelos organizativos y dinámicas de trabajo ágiles actúan por sí solas como hack cultural, rompiendo silos y fomentando la descentralización de la toma decisiones. Por tanto, Agile es un catalizador natural de la transformación de una empresa, ya que aplana las estructuras y hace que la división entre áreas se vuelva difusa.

Agile apuesta por equipos que integren todas las competencias necesarias para el desarrollo de productos y, en cuanto a la innovación, Agile no implica innovación por sí sola, pero su adopción ayuda a cambiar la cultura organizacional, proponiendo retos a equipos empoderados para que encuentren el cómo y, en definitiva, ‘delegando’ la creación de ideas a un entorno de inteligencia colectiva capaz de sorprendernos.

Ahora bien, todo comportamiento tiene una causa subyacente. Los equipos, por ejemplo, normalmente reciben muy bien la aplicación de Agile porque apunta a motivaciones intrínsecas de cada individuo como son: la autonomía, la capacidad de relacionarse y el hecho de sentirse competente, aprendiendo y ganando en habilidades al servicio del equipo.

Sin embargo, no todos los líderes, o nuevos líderes aceptarán de buen grado el cambio al nuevo modelo de trabajo si sus motivaciones son ganar cuota de poder o tener más personas a su cargo. Esta resistencia no tiene por qué ser característica de un área en concreto sino tiene que ver con cada individuo.

Las soluciones en estos casos no pasan por cambiar la metodología porque si entendemos la agilidad como una mera metodología, estaremos anteponiendo el proceso a las personas. Lo recomendable es cultivar un nuevo mindset y trabajar de la mano con los nuevos líderes para que entiendan los beneficios del cambio cultural.

 

Las empresas BBVA Continental, KPMG, Neo y UPC se unieron a SEMANAeconómica para crear el Club de la Innovación y la Transformación. La iniciativa abarca los cinco pilares necesarios para innovar y transformar: cultura empresarial, tecnología, planificación y estrategia, metodologías de trabajo, y liderazgo y gestión. Cada uno de ellos será tratado en este blog a través de diversos artículos, luego de lo cual habrá un evento en donde altos ejecutivos compartirán sus experiencias de innovación y transformación. De forma complementaria a este blog, habrá tres publicaciones sobre pilares específicos. Las fechas de los eventos son las siguientes: Cultura (jueves 22 de noviembre), Tecnología (jueves 21 de febrero), Planificación y Estrategia (jueves 25 de abril), Metodologías de Trabajo (jueves 20 de junio), Liderazgo y Gestión (jueves 19 de septiembre).