Reinventando las organizaciones

Dejemos de hacer transformación organizacional superficial

Un CEO me confesaba su frustración ante esto llamado "transformación organizacional", luego de estar varios meses en un proceso de diseño de estrategia (que terminó en una ppt de cientos de slides), participó durante un año de muchas iniciativas "disruptivas" como la creación de nuevos equipos multifuncionales (mesas, squads, células ágiles), decenas de workshops, un cambio total en las oficinas y miles de post-its en la pared. Sin embargo, al cierre del proceso, su conclusión fue que el resultado era superficial, sin un impacto real y poco sostenible. Algo que he aprendido en estos años es que transformar una organización es un esfuerzo profundo (cero superficial), que implica mucha experimentación (estrategia, ejecución y medición en ciclos cortos) y un rediseño en procesos estructurales del sistema organizacional. Y que muchas veces lo que menos se trabaja es lo más crucial, el cambio de comportamiento y modelo mental de las personas (cultura). En este post haré foco en esta dimensión especial de la transformación, aquella que muchas veces es la razón por la que termina siendo superficial y no sostenible: La transformación cultural.

ADVERTISEMENT
Una transformación cultural termina siendo en casi todos los casos, una transformación organizacional. No es factible eso de "cambiar el mindset" sin cambiar procesos estructurales y gener...

¿QUIERE LEER LA HISTORIA COMPLETA?

Regístrese y obtenga 5 artículos gratis al mes y el boletín informativo.

Suscríbase para acceso ilimitado

Se requiere al menos 8 caracteres, una mayúscula, una minúscula y un número

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión

Más de Raúl Uribe