Consumo masivo

Un futuro libre de humo

Philip Morris International, uno de los jugadores más grandes de la industria del tabaco mundial, reafirma su compromiso con dejar de vender cigarrillos en un plazo de 10 a 15 años.

ADVERTISEMENT

El objetivo de Philip Morris International (PMI) es crear un mundo libre de cigarrillos, en el que los adultos fumadores actuales puedan migrar a una alternativa menos riesgosa, en comparación con continuar fumando. Su fórmula es hacerlo a través de productos libres de humo, lo cual también es un compromiso frente a la sociedad —fumadora y no fumadora—.


Los productos libres de humo son dispositivos que siguen entregando nicotina al consumidor, por medio del calentamiento, pero sin los mismos niveles de componentes nocivos o potencialmente nocivos presentes en el humo del cigarrillo.

La empresa tiene previsto que para el 2025 más de la mitad de sus ingresos netos provengan de productos libres de humo y que estos estén disponibles en cien mercados alrededor del mundo.


Productos libres de humo

Diferentes estudios independientes han demostrado que la nicotina, aunque es adictiva y no está libre de riesgo, no es la principal causa de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo.


Cuando un fumador enciende un cigarrillo, se inicia una reacción de alta temperatura conocida como quema o combustión. En este proceso, se liberan los sabores del tabaco y la nicotina, pero también se genera humo que produce más de 6.000 sustancias químicas, de las cuales unas 100 han sido identificadas como causas o posibles causas de enfermedades relacionadas con el tabaquismo.


Como resultado de más de 15 años de investigación, Philip Morris International decidió eliminar la combustión de sus productos y desarrollar nuevas tecnologías que calientan el tabaco, en vez de quemarlo, generando 95% menos químicos nocivos en comparación con los emitidos por los cigarrillos.

Según la evidencia científica disponible, cambiarse completamente a productos de tabaco calentado representa menos riesgo para la salud que continuar fumando.




Respaldo científico

PMI no solo es líder en productos de tabaco y nicotina a nivel mundial, también lo es en investigación científica. “Como compañía nos estamos transformando: hemos cambiado nuestro negocio para cumplir con nuestra visión de un futuro libre de humo, en donde los cigarrillos sean un asunto del pasado", explica Silvia Barrero, vicepresidenta de Asuntos Externos para el clúster andino de Philip Morris International. La ejecutiva afirma que la ciencia, los hechos, la innovación y las nuevas ideas guían el día a día de PMI. Hoy más de 430 expertos trabajan en el desarrollo e investigación de un portafolio de productos libres de humo y cerca de 300 de ellos son científicos de 30 distintas disciplinas.


Metas cumplidas

La meta trazada por PMI es retadora. Sin embargo, la multinacional no es ajena a alcanzar objetivos de este tipo. De hecho, viene cumpliendo su compromiso anunciado en el 2016: sustituir los cigarrillos por alternativas menos dañinas lo antes posible. En ese sentido, los resultados del 2020 demuestran que aumentó la proporción de sus ingresos netos totales derivados de los productos libres de humo a casi el 25%. Así también, en este mismo año, el 99% de la inversión en investigación y desarrollo, y el 76% del gasto comercial lo hizo en productos libres de humo.


“Nuestros productos libres de humo están ya a la venta en 67 mercados, y se calcula que 14.7 millones de adultos fumadores ya se han pasado a nuestra emblemática alternativa y han dejado de fumar cigarrillos”, agrega Barrero.


Los gobiernos de todo el mundo (Estados Unidos, Nueva Zelanda, Reino Unido, Japón, entre otros) están empezando a validar el papel que desempeñan estas mejores alternativas versus continuar con políticas prohibitivas frente al cigarrillo y la nicotina.


El número de personas beneficiadas podría ser mucho mayor y en menor tiempo. ¿Cuáles son los factores que permitirán esto? Debates centrados en datos, pruebas científicas y ejemplos normativos internacionales que reconozcan las preferencias de los consumidores y la necesidad de ofrecer alternativas menos nocivas que los cigarrillos. De hecho, con el estímulo normativo adecuado y el apoyo de las instituciones y la sociedad civil, PMI estima que la venta de cigarrillos puede desaparecer en un plazo de 10 a 15 años en muchos países.


Esta gran misión de promover un futuro libre de humo es una oportunidad que como compañía quieren acelerar en Perú, por lo que consideran necesario entablar conversaciones abiertas, diálogos, procesos de innovación y colaboración con distintos actores de la sociedad y de gobierno, que permitan acelerar el cambio y hacer que los cigarrillos sean un asunto del pasado.


* Entre Philip Morris Perú y Semana Económica existen acuerdos comerciales a efectos de publicar este artículo.


Artículos relacionados