MauricioOlaya
Directores al Día Por Mauricio Olaya

¿Quién es el beneficiario final?

Es la persona que posee o controla una empresa o ente jurídico. Entiéndase, en este último caso y entre otros, a fondos de inversión, fondos mutuos, fideicomisos, trust y similares estructuras domiciliadas en el Perú o que sin estarlo cuenten con un administrador o protector domiciliado en el Perú.

¿Qué criterios deben utilizarse para su identificación?

En el caso de una empresa se considerará beneficiario final a la persona natural que posee al menos el 10% del capital de la misma o que de alguna manera, al margen de su participación en el capital social, ejerce por otros medios o mecanismos el control efectivo de la empresa.

En caso no se pueda identificar a la persona con base a los criterios de propiedad o control antes indicados se entenderá que el beneficiario final de la empresa o ente jurídico es quien desempeñe las funciones de dirección o gestión de estos.

He aquí en consecuencia la importancia de este tema para los directores o gerentes generales, quienes deberán preocuparse en identificar en todos los casos al beneficiario final porque de lo contrario asumirían dicha condición

¿Qué debemos entender por control?

Siendo más objetiva la identificación del beneficiario final en términos de participación accionaria en una empresa (más del 10%) es importante entender el segundo criterio referido al control. En este sentido, deberá entenderse por control a la influencia preponderante y continua en la toma de decisiones de los órganos de gestión o de gobierno que tendría determinada persona.

Temas particulares para el caso de la participación accionaria: se establecen reglas para considerar como beneficiario final único a grupos de familiares, (grados de parentesco), sociedades conyugales y uniones de hecho. Asimismo, se regulan las cadenas de propiedad sucesivas “aguas arriba”, propiedad indirecta y temas de mandato sin representación (que equivale de manera cercana a la figura del testaferro).

Ahora bien, para el típico caso del fideicomiso (ente jurídico) se considerará como beneficiario final a aquel que tenga la calidad de fideicomitente, fiduciario, fideicomisario o grupo de beneficiarios. En otros entes jurídicos (por ejemplo, fondos o similares) se considerará beneficiario final a aquel que tenga la calidad de partícipe o inversionista que ejerza el control efectivo final del patrimonio o tenga derecho a los resultados o utilidades del ente jurídico.

¿Quiénes son los obligados a revelar la identidad del beneficiario final?

(i) Las empresas o entes jurídicos constituidos en el Perú.

(ii) Las empresas no domiciliadas en el Perú y entes jurídicos constituidos en el extranjero, en tanto: a) cuenten con sucursal, agencia u otro establecimiento permanente en el Perú; b) la persona natural o jurídica que gestione el patrimonio autónomo o los fondos de inversión del exterior o la persona natural o jurídica que tiene la calidad de protector o administrador esté domiciliado en el país y c) cuando cualquiera de las partes del consorcio esté domiciliada en el Perú.

¿A quién deberá informarse la identidad del beneficiario final?

A través de un formato de declaración, a la administración tributaria.

Aún no hay plazos ni procedimientos específicos, los que deberá ser definidos por la Sunat. No obstante, los notarios ya están exigiendo por mandato legal la presentación y firma del formato que aprobó la reciente norma.