El efecto laboral

Se vienen los muchachos: relaja y piensa, compadre

El gran desafío es encauzar las aspiraciones de los jóvenes a una sociedad y entorno productivo que les permita crecer y desarrollarse como personas. Y para ello, las normas laborales actuales no sirven, son anacrónicas y desfasadas. Deben ser reemplazadas por leyes modernas, cumplibles y flexibles.

ADVERTISEMENT
Lo que te voy a decir es un poco fuerte. Pero, primero, te adelanto: no soy rojo ni caviar. Ni hablar. Soy un liberal que cree en la libre iniciativa privada, en el respeto irrestricto del...

¿QUIERE LEER LA HISTORIA COMPLETA?

Regístrese y obtenga 5 artículos gratis al mes y el boletín informativo.

Suscríbase para acceso ilimitado

Se requiere al menos 8 caracteres, una mayúscula, una minúscula y un número

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión

Más de Javier Dolorier