Política

La bipolaridad exacerbada en las elecciones

Es ridículo, contraproducente y ciertamente poco democrático exacerbar los ánimos electorales con posturas maniqueas que lo único que están logrando es hacer aflorar la violencia.
Cuando yo era chico el mundo era bipolar. Se dividía en buenos y malos. Mi familia era de derecha, así que los malos eran los izquierdistas; aquellos que querían instaurar el comunismo, que...

¿QUIERE LEER LA HISTORIA COMPLETA?

Regístrese y obtenga 3 artículos gratis al mes y el boletín informativo.

Suscríbase para acceso ilimitado

Se requiere al menos 8 caracteres, una mayúscula, una minúscula y un número

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión

Artículos relacionados